TU-TENTACIÓN TE DESEA UN FELIZ

DIA DE SAN VALENTIN

 

En el día de San Valentín no dejes de tener un detalle especial con tu enamorado. No te conformes con solo un “feliz San Valentín” dale un detalle que lo llene de emoción y que le demuestre una vez más que lo que sientes por él es puro amor.

Una carta tuya es siempre un buen detalle para el chico que te ama, que te hace reír, que lo da todo por ti, porque en ella puedes escribir todo aquello que te enamora de él, que te llena de alegría y que no cambiarías por nada en el mundo.

 

Es inevitable que asociemos el día de San Valentín con el día de los enamorados, pero durante esta fecha no solamente se celebra el amor, también se celebra la amistad y por eso no debemos hacer a un lado a nuestros amigos.

 

 

 

“Hoy también es el día de la amistad, por eso a todos aquellos que me han privilegiado con el hecho de ser mis amigos les dedico este mensaje para desearles un feliz día.”

 

 

 

Hoy es uno de esos días en el que se nos tiene permitido olvidarnos del mundo y concentrarnos en nuestro amor, en lo que sentimos el uno por el otro, en todas las cosas bonitas que pasamos juntos y en todos los sueños que tenemos.

 

 

 

Nunca dejes de soñar

 

 

“Podrán quitarme el sueño, pero nunca podrán quitarme las ganas de seguir soñando.” (Shoshan)

En muchos momentos de la vida, pareciera que nada tuviese sentido y que sin importar lo mucho que intentemos hacer bien las cosas, todo nos sale mal, fatal…

Lo podemos tener todo en contra, incluso a las personas que más debieran apoyarnos, pero nunca dejemos de soñar.

Debes tener sueños y esperanzas, creer que todo lo que quieras lograr en la vida lo puedes conseguir, porque tienes esperanza e ilusión.

 

 

  • Nunca permitas que nadie te quite el derecho de lograr tus sueños,porque ello es el motor que te hace seguir adelante.

  • Nunca permitas que alguien se sienta con el derecho de dominarte de tal manera que te anule,eso no lo debes consentir. Recuerda que la vida es demasiado bonita como para que la vivas encerrada sufriendola incomprensión de alguien que apareció en tu vida y se adueñó no solo de eso sino hasta incluso de tus pensamientos.

  • Nunca abandones tus sueños, mientras creas que puedes lograr tus metas inténtalo una y otra vez, que nadie te detenga, cierra tus manos y agarra todos esos sueños y no lo sueltes, ponlo en tu pecho como si fuese una joya valiosa, y guárdala en tú corazón, porque tus sueños sí son valiosos.

  • No esperes que las cosas que deseas vengan de la nada hacia ti,NO… tú persíguelas, con todas tus fuerzas busca aquello que te haga ser una mujer feliz.

  • Nunca sientas que has perdido porque algo no salió bien una vez, siempre hay que volver a intentarlo, que la perseverancia es lo más importante de una persona, se puede ser muy inteligente pero si no tienes constancia para hacer las cosas, nunca lo vas a lograr.

  • Comienza cada día como si fuese el primero del resto de tu vida, siempre con esperanza, alegría y mucho amor para repartir,para que así tu corazón esté contento y satisfecho por cuanto lo intentas hacer lo mejor posible.No permitas que nadie te robe esa alegría que llevas dentro de ti. Tú tienes la fortuna de de tener mucho amor, muchas ilusiones y mucho sueños, no lo desperdicies.Cada día intenta aprender algo nuevo, mira los días en colores, que lo opaco no le gane a la belleza que tienes frente a tus ojos. Recuerda que cada vez que aprendes algo nuevo tu mundo se amplía y avanzas en la vida y puedes disfrutar de mayor satisfacción por quien eres. No hagas nada que te disminuya, te mereces todos los sueños del mundo.

  • Lo que te quita el sueño, no lo tomes en cuenta, bórralo de tu mente, retenerlo es malo para el alma, siéntete feliz con quien eres, tienes la capacidad de aprender de tus errores, no dejes que los malos sentimientos como el orgullo y la vanidad empañen tu bello corazón. Tampoco te pongas triste por aquellos que no quieren que te sientas bien, no valen la pena, una persona que te ama de verdad, te acompañará a soñar y volará contigo tan alto como puedas, no te soltará y allí sabrás cual es tu verdadero amor, será aquel que te apoya en tus planes y en tus deseos. Cuida a esa persona, lo demás sólo es humo que se va dispersando con el tiempo.

 

Sorteo Lotería de Navidad 2016

El Gordo

66513

Segundo

04536

Tercero

78748

Cuartos

07211 59444

Quintos

03371 19152 22259 39415 60272 68981 70264 91917

 

Premio

Número

Vendido

66513

Madrid

04563

A Coruña, Alicante, Álava, Albacete, Almería, Asturias, Ávila, Badajoz, Baleares, Burgos, Barcelona, Cáceres, Castellón, Cuenca, Ciudad Real, Córdoba,Cádiz, Granada, Guadalajara, Girona, Huelva, Jaén, Las Palmas,León, Lleida, Lugo, Málaga, Madrid, Murcia, Navarra, Ourense, Salamanca, Santa Cruz de Tenerife,Segovia, Sevilla, Tarragona, Valencia, Valladolid, Vizcaya, Zaragoza

78748

Navarra

59444

Asturias, Ávila, Baleares, Cantabria, Las Palmas, Lleida, Lugo, Madrid, Navarra, Sevilla, Valencia, Alicante, Vizcaya, Murcia, Barcelona, Cádiz, Huelva, Toledo, Albacete, Almería, Badajoz, Cáceres, Girona, Guipúzcoa, León, Málaga, Pontevedra, Salamanca, Santa Cruz de Tenerife, Tarragona, Valladolid, Zaragoza

 

07211

Jaén, Teruel, Alicante, Madrid, Baleares, Asturias, Barcelona, Málaga, Valencia, Vizcaya, Álava, A Coruña, Navarra, Santa Cruz de Tenerife

22259

A Coruña, Álava, Alicante, Almería, Asturias, Baleares, Barcelona, Badajoz, Burgos, Cáceres, Cádiz, Cantabria, Ciudad Real, Córdoba, Cuenca, Ceuta, Guipúzcoa, Girona, Granada, Las Palmas, León, Lugo, Málaga, Madrid, Murcia, Palencia, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Salamanca, Sevilla, Toledo, Valencia, Valladolid, Vizcaya, Zaragoza

 

19152

Alicante, Álava, Ávila, A Coruña, Asturias, Baleares, Burgos, Barcelona, Cáceres, Cádiz, Ciudad Real, Cuenca, Guipúzcoa, Girona, Guadalajara, Granada, Huelva, Jaén, Lleida, Las Palmas, León, La Rioja, Lugo, Málaga, Madrid, Murcia, Navarra, Ourense, Pontevedra, Segovia, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla , Valladolid, Toledo, Valencia

 

39415

Albacete, Barcelona, Murcia, Madrid, Santa Cruz de Tenerife

 

70264

Valencia

 

91917

Alicante, A Coruña, Cáceres, Cádiz, Lleida, Madrid, Murcia, Zaragoza

 

60272

A Coruña, Álava, Albacete, Alicante, Ávila, Almería, Baleares, Barcelona, Badajoz, Burgos, Cádiz, Cáceres, Ciudad Real, Córdoba, Girona, Granada, Las Palmas, León, Madrid, Málaga, Murcia, Ourense, Palencia, Pontevedra, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife, Tarragona, Valencia, Valladolid, Vizcaya

 

68981

Álava, Barcelona, Lleida , Toledo, Vizcaya

 

03371

A Coruña, Barcelona, Madrid

Los mayores miedos que tenemos según el signo del zodiaco

 

 

Estos son los miedos que los signos tienen según el horóscopo

El horóscopo te ayuda a saber cuáles son los miedos que suelen tener los diferentes signos del zodiaco. Así, podrás reflexionar sobre lo que te rodea, pero también te servirá para saber cómo ayudar a los de tu alrededor según el signo al que pertenezcan.

Los Aries. Este signo del zodiaco siempre aspira a la perfección en todos los aspectos de su vida. Son cabezotas y se lo curran mucho para alcanzar sus objetivos. Trabajan mucho y no les cuesta hacer esfuerzos para conseguir lo que quieren, por ello, los Aries suelen tener miedo al fracaso.

Los Tauro. Si hay un signo que es más feliz teniendo estabilidad en su vida es un Tauro. A este signo le gusta llegar a sus objetivos y mantenerse en ellos. Por ese motivo, teme los cambios, ya que podrían poner en peligro esa tranquilidad vital a la que aspiran.

Los Géminis. Aunque intenten ocultarlo, a los Géminis les cuesta mucho tomar decisiones. Siempre dudan mucho y tienen miedo de las repercusiones que podrían tener. Por ello, se puede decir que este signo de aire teme enfrentarse al futuro.

Los Cáncer. Muchas de las personas que se identifican con este signo del zodiaco son sensibles y algo débiles. Cuando les critican, se lo llevan al terreno de lo personal, incluso si tan solo se refiere al trabajo desempeñado. Ante los comentarios, se sienten muy atacados.

Los Leo. Uno de los principales miedos de los Leo es perder la independencia. Este signo necesita su espacio tanto físico como mental para dedicárselo a él mismo. Sabe que va a agobiarse mucho si acaban con su autonomía.

Los miedo de cada signo del zodiaco

Los Virgo. Este signo es muy suyo y no hay cosa a la que tenga más miedo que a que le hieran. Siempre van de duros, pero son muy sentimentales por lo que no dejarán ver el daño que le han hecho hasta que esté completamente saturado por la situación.

Los Libra. A este signo del zodiaco les da mucho miedo saber que pueden no contar con la aprobación de todo el mundo. Son de los que quieren caer bien a todos, y eso les suele causar algunos bajones.

Los Escorpio. A veces los Escorpio pueden llegar a ser muy inseguros, pero tienden a culpar a agentes externos de esta forma de reaccionar. Ante el miedo de que no comprendan su forma de ser o de pensar, prefieren encerrarse en sí mismos.

Los Sagitario. Este signo siempre va de duro y de chulito. Es su estrategia para evitar mostrar cualquier debilidad. Tiene miedo a mostrar sus sentimientos por si los utilizan como punto flaco para atacarle.

Los Capricornio. Este signo de tierra también suele temer confesar lo que siente, pero lo que más miedo le da es enamorarse. No quiere entregarse tanto a una persona porque siente que pierde el control de la situación, lo que no le hace sentirse cómodo.

Los Acuario. Tienen miedo a no sentirse bien, a la enfermedad y a la debilidad. Suelen ser de ese tipo de personas que exageran mucho todos los dolores. Son de los que prefieren ser precavidos e ir al médico para que les vean antes de que sea tarde.

Los Piscis. Este signo teme la soledad. Puede que por esa inseguridad que caracteriza a algunos de este signo del zodiaco, les da mucho miedo verse solos cuando necesitan el apoyo de alguien. Les gusta saber que están respaldados.

Fidel Castro muere, el castrismo continúa

YOUSUF KARSH / CAMERA PRESS / CONTACTO

El líder de la Revolución cubana fallece en La Habana a los 90 años y el Gobierno anuncia nueve días de homenajes

Muere Fidel Castro

  • DANIEL LOZANO / ÁNGEL TOMÁS GONZÁLEZ
  • La Habana

Fidel Castro murió 10 años después de su primera ‘muerte’ dejando a la Humanidad una pregunta que para él ya estaba contestada, incluso antes de la gesta de Sierra Maestra: “Condenadme, no importa, la Historia me absolverá”, uno de los alegatos de más calado político del siglo XX, con el que planteó su defensa en el juicio del asalto al Cuartel Moncada en 1953. “Con profundo dolor” comunicó Raúl Castro el fallecimiento a las 22.29 horas del viernes del “Comandante en jefe de la Revolución cubana”.

Fidel Castro estuvo omnipresente en la vida de los cubanos desde que derrocara a Fulgencio Batista en el último día del año 1958. La cremación de sus restos dio inicio a los fastos funerarios, que se prolongarán hasta el domingo que viene con el entierro en el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba. Una nueva “Caravana de la Libertad”, otro de los símbolos revolucionarios, recorrerá durante cuatro días los 861 kilómetros que separan La Habana de la ciudad oriental.

Mañana y pasado el homenaje correrá a cargo de los habaneros, que preparan un acto masivo para el martes noche en la Plaza de la Revolución. Como ya sucediera durante la celebración de su 90 cumpleaños, la Revolución tirará la casa por la ventana con el culto exacerbado a su líder, como si su futuro dependiera del tamaño del mito.

 

 
De Fidel a Raúl, una década de transición silenciosa

En una Revolución construida a base de símbolos falleció el principal, tras semana y media de un hermetismo apabullante y sólo una sospecha en el aire de La Habana. Su desaire al evitar al primer ministro canadiense Justin Trudeau, hijo de uno de sus grandes amigos políticos, escondía una nueva recaída. Pero tantas veces anunciada, en esta ocasión el rumor no voló más allá de una ligera inquietud.

Sólo un día antes sí había recibido al líder vietnamita Tran Dai Quang, quien le regaló un cuadro del guerrero Fidel. En la fotografía distribuida a los medios, ‘el Caballo’, como le llamaban en Cuba, observa al Fidel de la pintura, casi sorprendido, rebosante de vida con su famoso uniforme verde oliva y con medio siglo menos. Desde que estuviera entre la vida y la muerte en 2006 y tras abandonar la presidencia de la República, La Habana se convirtió en una especie de ‘Meca caribeña de las Ideas’, a la que líderes políticos y dirigentes de la izquierda mundial y latinoamericana han acudido para conversar con el gurú Castro.

El Fidel poliédrico convertido en el símbolo de las gestas revolucionarias, un mismo personaje histórico clave del siglo XX, dictador sin escrúpulos y héroe antiimperialista; reformador social y verdugo de libertades.

“Podemos decir que la Historia le absolvió, pero también podemos decir: ¡Fidel, Comandante; misión cumplida!”, clamó desde Caracas Nicolás Maduro, convencido de que su gran aliado “ha pasado a la inmortalidad”.

Las condolencias se repitieron por medio mundo, incluidos amigos, enemigos históricos y hasta los neutrales. Porque si algo manejó con astucia Fidel durante su medio siglo de mando férreo en la isla fueron sus alianzas contra natura, incluida la del General Francisco Franco. A su muerte en 1975, La Habana decretó tres días de duelo.

“¡Hasta la victoria siempre!”, gritó en su portada ‘Granma’, boletín oficial del Partido Comunista Cubano (PCC) que el propio Fidel manejó durante décadas, eligiendo unas noticias y censurando otras, entregado a sus primeras páginas como esos redactores jefes de toda la vida.

“Ha muerto Fidel Castro, que Dios le perdone, yo no”, exclamaron las Damas de Blanco a través de sus redes sociales. «No está, se fue, hemos sobrevivido a Fidel Castro… La Historia dirá la última palabra. Pero mis nietos no escucharán sus interminables discursos», destacó la bloguera Yoani Sánchez.

La disidencia cubana no tiene ninguna duda sobre el juicio histórico. “Será recordado como un fracaso: fracasaron todas sus ansias de conquistas en África y en América Latina. Hay que sumar (también) el desastre de transformar a Cuba en uno de los países más pobres del Hemisferio Occidental al querer implantar un régimen al estilo soviético”, protestó José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). “Nadie en la historia de este país ocasionó tanto daño al pueblo”, añadió Antonio Rodiles, dirigente opositor de Todos Marchamos. Cuba vive una crisis tras otra, en esta ocasión afectada por la recesión económica de Venezuela y abatida por el éxodo constante de sus jóvenes.

El autócrata caribeño sumó 57 años en el poder, primero como presidente y después como líder en la sombra, con un peso político determinante sobre la Administración de su hermano. De aquí surge la gran paradoja: con la muerte de su hermano, Raúl puede dar rienda suelta a un mayor número de reformas que en muchas ocasiones su hermano frenó. Pero esto sucede cuando Barack Obama, coprotagonista del histórico deshielo entre Cuba y EEUU, ha iniciado la mudanza de la Casa Blanca para dejar paso a Donald Trump.

El magnate republicano anunció por Twitter la muerte del héroe de la Revolución: “Fidel Castro is dead!” [“Fidel Castro ha muerto”]. Obama, en cambio, insistió en las mismas claves que le acompañaron en su visita histórica de marzo a la mayor de las Antillas: “Extendemos nuestra mano amistosa al pueblo cubano”.

Enfrentamiento EEUU y Cuba

El enfrentamiento entre EEUU y Cuba se inició cuando Fidel decidió comenzar de cero en el momento en el que la Revolución cubana asumió el poder en el año 1959. Y fue lo que hizo. Castro, en la década de los años 60 del pasado siglo, redujo a cero el modelo de capitalismo que había regido en la isla durante 57 años con la meta de crear una sociedad nueva donde el dinero no fuera la principal meta de la vida. Se llamó la ‘Ofensiva Revolucionaria’ y consistió en que Fidel con un solo discurso, la noche del 13 de marzo de 1968, clausuró los 58.012 negocios privados que representaban el último reducto de la economía privada en la isla. Eran bares, diminutos comercios de barrios, y puestos ambulantes de vendedores de bocadillos, helados y cafés.

Un año antes, en 1967, Castro le había declarado al politólogo francés K.S. Karol que “es absolutamente necesario desmitificar el dinero, y no rehabilitarlo”.

El proceso de exterminar los nichos supervivientes del mercado local fue la medida aplicada con el propósito final de implantar una sociedad donde el dinero sería destronado de su protagonismo social y económico y sería sustituido por los valores morales. Por lo que el líder cubano, ante la muchedumbre que aplaudió en marzo de 1968 el linchamiento oral de la iniciativa privada, argumentó la muerte del mercado diciendo: “¿Vamos a construir el socialismo o vamos a construir puestos de venta al aire libre? No hicimos aquí una Revolución para establecer el derecho a comerciar. Esta revolución tuvo lugar en 1789 y aquella fue la era de la revolución burguesa, de los comerciantes, de los burgueses.

Esa noche se inició el tránsito hacia una sociedad apartada de la ley del mercado y los valores sociales de la burguesía a la puesta en práctica del ‘fidelismo’. El pilar de su doctrina era que la sociedad cubana asumiera el rol protagónico de valores éticos con el fin de crear un “hombre nuevo” liberado de la meta de las posesiones de bienes materiales como símbolo del éxito personal.

El ‘Che’ Guevara fue el teólogo revolucionario del ‘fidelismo’ y quien, acuñó el concepto del “hombre nuevo”. Con su temprana muerte guerrillera en el año 1967, Castro no sólo perdió a su teórico principal sino también a un significativo líder espiritual de la sociedad revolucionaria cubana. Ambos, además, compartían el objetivo idealista de que se podía llegar a abolir algún día el dinero como incentivo material y valor de cambio. Pero como raras veces la realidad obedece a la teoría, el “hombre nuevo” se estrelló contra “el hombre viejo” y el propio Castro en el año 1993, forzado por la crisis económica que padecía la isla, tuvo que restituir el mandato del dinero con la medida de despenalizar la tenencia y circulación del dólar, la moneda del enemigo.

Castro tenía auténtica devoción por el discurso oral y se apoderaba de la audiencia. Un público que dentro y fuera de la isla recibió con zozobra la noticia de su muerte, aunque la Revolución se preparó durante una década para este momento. Incluso el propio Fidel aprovechó el Congreso del Partido Comunista Cubano (PCC) en abril para despedirse de los suyos: “Tal vez sea de las últimas veces que hable en esta sala”.

Uno de los grandes protagonistas de la Crisis de los Misiles de 1963 anunció ese día: “Pronto deberé cumplir 90 años. Nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos llegará nuestro turno”. Un turno que no llegaba, protegido por los orishas, según los santeros locales. Durante décadas, pareció inmortal. Ni la CIA, ni la mafia de Chicago, ni los antirrevolucionarios pudieron con él, pese a las 634 operaciones, conspiraciones fallidas o magnicidios abortados que tanta envidia dieron a su gran amigo venezolano Hugo Chávez. Trajes de buzo contaminados, helados envenenados, bombardeo en las playas, puros habanos intoxicados, incluso granadas en vez de pelotas de béisbol construyeron una realidad que parecía ciencia ficción.

La poderosa imagen de Fidel Castro acompañó a los cubanos durante cuatro décadas y media, hasta que lastrado por la edad y debilitado por el “accidente de salud”, forzó la sucesión en su hermano pequeño. Raúl, en cambio, ya ha anunciado lo que nunca hizo Fidel: dejará el poder en 2018.

“El gran problema que enfrenta ahora el castrismo es el tiempo”, asegura el disidente Rodiles. La sucesión está abierta dentro de un régimen que mantiene el control de una sociedad que hace tiempo decidió escapar. Entre los aspirantes, en primera línea, un heredero de la familia: Alejandro Castro Espín, militar todopoderoso que sólo aparece en los momentos trascendentales, ya sea en la visita del presidente estadounidense como en las negociaciones con el ruso Vladimir Putin. El escritor cubano Norberto Fuentes, cercano a la familia Castro antes de exiliarse a Miami con la ayuda de Gabriel García Márquez, narró cómo el propio Fidel entrenaba a diario al primogénito de Raúl.

Y mientras tanto, un país cansado de esperar tiempos mejores. “El pueblo nuevamente se crecerá frente a las dificultades, sin el menor atisbo de derrotismo y plena confianza en su Revolución”, alentó este verano el General de Ejército, como llaman a Raúl en los medios oficiales. El mismo que liberó de grilletes orwellianos a los cubanos, autorizando el libre acceso a los hoteles, permitiendo la compra de teléfonos móviles, la compraventa de coches y casas y, sobre todo, abriendo una ventana más amplia a la iniciativa privada. Pero el mismo presidente que sigue asfixiando a sus detractores y que no ha podido impedir que el país se enfrente a una nueva recesión económica.

El último SMS de Rita Barberá y sus 37 horas en la habitación 315

Las 37 últimas horas de la ex alcaldesa de Valencia: una tortilla, dos napolitanas, ninguna visita…

Y el mensaje que envió horas antes del infarto. Avisaba de una nueva carta de amenazas

 

Lunes 21 de noviembre. El reloj marcaba la una de la tarde cuando Rita Barberá entraba por la puerta acristalada del hotel Villa Real acompañada de su sobrina. Era la decimoséptima vez que se hospedaba en este establecimiento madrileño de cinco estrellas. Tenía el rostro demacrado. La mirada abatida. Había salido exhausta de su declaración ante el fiscal Conde-Pumpido. Esperó durante unos minutos en uno de los sofás de su reluciente lobby. Un espacio decorado con esculturas decapitadas y mosaicos romanos. Su sobrina había subido a su habitación a recoger su maleta porque tenía que regresar a Valencia. Dejaba a su tía sola en la capital. La joven, de cabello rubio, se acercó a recepción para pagar su propia cuenta y un empleado le comentó que ya se lo cargarían a “la señora Rita”. Ésta siempre había sido muy generosa con sus más allegados y no tenía problemas en tirar de su VISA, la tarjeta con la que efectuaba todos sus pagos.

Tía y sobrina se fueron a comer a un restaurante aledaño y se despidieron en la puerta de un taxi que no estaba pilotado por Paco, el conductor de confianza de Barberá en la ciudad del Turia. El primero que depositaría un ramo de flores en el portal de su casa dos días después.

Tras el almuerzo con su sobrina, Rita regresó al hotel a las seis de la tarde y no saludó al personal de recepción como acostumbraba. Subió en el ascensor a la tercera planta y llegó a través de un suelo de mármol a la habitación 315, la última del pasillo. Una estancia custodiada por un jarrón de plantas secas y con privilegiadas vistas a la plaza de las Cortes. Siempre pedía una ventana al exterior. Se relajaba mirando al cielo. Igual que solía hacer en su piso de alquiler en Valencia hasta que los fotógrafos la cazaron agazapada detrás de unas cortinas y la convirtieron en carne de meme.

 

Desde que entrase en la habitación 315, la ex alcaldesa de Valencia no la abandonaría, en una cuenta atrás de 37 horas que terminaron con una parada cardíaca de muerte. Entre medias, algo de comida, un desayuno frugal a la mañana siguiente y ninguna visita hasta la llegada de su hermana y su sobrino el martes. Así transcurrieron las 37 últimas horas de la mujer que gobernó durante 24 años la tercera ciudad más grande de España.

Su penúltimo pedido de roomservice fue una copa de whisky JB y una tortilla de patatas a las 21:30 del lunes, según aseguran en el hotel. Una factura de 13,60 euros que jamás pudo abonar. Era su particular menú para sobrellevar en la soledad de su habitación de 25 metros cuadrados un día amargo. Pesadillesco. El de su temida declaración ante el Tribunal Supremo por un presunto delito de blanqueo de capitales. La que fuera alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se veía sentada en el banquillo. Demasiado trance para una persona de 68 años que llevaba más de un año padeciendo una situación explosiva: “Una cacería mediática, el vacío de su partido y varias amenazas de muerte que le habían provocado una depresión y agravado sus problemas de hipertensión”, según una persona de su entorno. Amenazas como el haber recibido en menos de dos años dos sobres con balas del calibre nueve milímetros parabellum. El último, el pasado mes de julio. O como la más reciente. La que puso en conocimiento de un alto cargo de Interior a través de un SMS horas antes de morir tumbada junto a su hermana. Con un camisón y en un lecho de muerte de colchón blando y de 1,50. En la habitación 315. El búnker donde se parapetó antes de que su corazón dejase de latir. Sin avisar a nadie.

Barberá había llegado a Madrid en AVE el domingo anterior. Llegó al hotel a las nueve y media de la noche. No cenó nada. Su secretaria había llamado un mes antes al Villa Real para reservar una habitación superior del domingo 20 de noviembre al jueves 24 a razón de 100 euros más IVA la noche, precio especial para senadores y diputados. Siempre reservaba dos noches, pero en esta ocasión pidió cuatro. “Es que tiene una boda”, se excusó su persona de confianza sin aclarar que el motivo era su cita judicial.

Barberá era asidua a este hotel desde que comenzase su etapa en la Cámara Alta hace un año. Y siempre que estaba lleno y le ofrecían como alternativa el hotel Urban, de la misma cadena y de mayor calidad, se negaba a cambiar de alojamiento y la dirección del establecimiento se veía obligada a mover a algún cliente. ¿La razón? Era más caro. No es que Rita no pudiese permitirse un hotel de 250 euros la noche con los 1.823 euros al mes que cobraba de dietas por ser senadora. Es que Rita estaba obsesionada con cada céntimo de euro desde que Compromís sacase a la luz, en plena disputa por la alcaldía valenciana, 17 facturas de hasta 650 euros por noche en suites de hoteles de cinco estrellas como el Palace. No quería que la siguiesen acusando de vivir a cuerpo de reina a costa del erario público. Vivía preocupada por el qué dirán y dejó de frecuentar exclusivos restaurantes en Valencia como el Canyar. En Madrid decidió llevar también una vida austera para lo que había acostumbrado hasta la fecha. Fue cuando su mejor amigo en la política, el senador valenciano Pedro Agramunt, le recomendó que se alojase en su hotel de confianza, el Villa Real. Rita sólo había pernoctado allí una vez antes de jurar su cargo como senadora. El 1 de agosto de 2013, cuando se desplazó hasta Madrid para apoyar desde el Congreso a Mariano Rajoy en una de sus comparecencias más ásperas. Aquella en la que reconoció que se había “equivocado al confiar” en Luis Bárcenas.

Rita apenas se dejaba ver por los lugares comunes del Villa Real. No iba a su lujoso restaurante East 47, sino que prefería almorzar en el comedor del Senado junto al resto de senadores levantinos (otros muchos le negaban el saludo) con una bandera de la Comunidad Valenciana, o en la asequible Taberna Cascajares, cerca de la Cámara Alta. Para cenar siempre recurría al servicio de habitaciones, aunque sin ser demasiado propensa a las propinas. El minibar ni lo tocaba. Como tampoco lo hizo en la noche de aquel lunes.

Eran las nueve y diez de la noche y Rita descolgaba el teléfono de su habitación para pedir su whisky y la ración de tortilla. No lo acompañó de su habitual tomate pelado con atún, su plato favorito. Con tanto disgusto, su apetito disminuyó enormemente y en los últimos meses perdió varios kilos. Aquella sería su última cena. Mientras llegaba la comida, la ex alcaldesa intercambió algunos SMS (no usaba Whatsapp) y llamadas con personas como su hermana Totón, Agramunt y con el ex ministro José Manuel García-Margallo. “Me dijo que estaba tranquila, que sabía que iba a quedar en nada. No me imaginé que estuviese tan mal”, dice una de estas personas. A Rita le habían ofrecido Agramunt y Margallo cenar esa misma noche, pero la ex regidora les emplazó a la noche del martes.

Varios periodistas también le habían llamado para conocer su versión del trance judicial, pero no obtuvieron respuesta. Y eso que a Barberá, como periodista que era, le gustaba compartir sus impresiones con profesionales de su confianza. “No me sorprendió que no me respondiese porque ella era de ver la llamada y llamarte al cabo de los días”, señala una veterana periodista.

Barberá se acostó temprano aquel lunes. Estaba rota. El día de su declaración se había despertado a las cinco de la mañana de tanta tensión y había pedido un café con leche y un cruasán. Pedido que repitió en la mañana del martes pero a las diez de la mañana. “Su voz estaba bajita y temblorosa”, recuerda un miembro del staff del hotel, que reconoce que no pudieron atender todas sus exigencias culinarias. “Como no quedaban cruasanes, le subimos dos napolitanas”, relata.

La ex regidora valenciana decidió no acudir al pleno del Senado y justificó su ausencia por una indisposición. No advirtió al hotel de su mal estado de salud, pero sí a su hermana María José, que no tardó en viajar a la capital junto a su hijo y sobrino de Barberá. A media tarde, Rita ya había dejado de responder al teléfono. En él tenía varias llamadas perdidas de Agramunt y Margallo, que habían quedado a cenar con ella esa noche. Y como último mensaje enviado desde su Iphone figuraba un SMS donde avisaba a un alto cargo de Interior de la última amenaza que había recibido (el texto literal se puede leer arriba).

Cuando sus familiares llegaron a la habitación se la encontraron débil. Trataron de convencerla para regresar a Valencia. Hablaron con la recepción del hotel para que les facilitase una silla de ruedas para transportarla, pero Barberá prefirió mantenerse en la cama. Su hermana y su sobrino intentaron reservar una habitación en el mismo hotel, pero no quedaba ninguna libre. Así que María José decidió dormir con su hermana en la misma cama y su hijo se marchó a un hotel cercano.

La senadora no cenaría nada y las luces de la 315 se apagaron temprano. La senadora no volvió a hablar, pero su respiración fue dificultosa durante toda la noche, según relató su hermana. Ésta no pegó ojo, pero no fue hasta las siete de la mañana cuando llamó a su hijo para advertirle que Rita estaba inconsciente y no respiraba. El corazón de la ex alcaldesa había dejado de latir 15 minutos antes. Su sobrino puso rumbo al hotel y llamó al Summa. Entró en el lobby avisando a la recepción de que venía una ambulancia porque “doña Rita” se encontraba “muy grave”. El joven, mientras llegaba el personal sanitario, trató de reanimarla con un boca a boca y presionándole el pecho. La escena fue de gran tensión. Su madre trataba refrescarle la frente con una toalla húmeda. Pasadas las siete y veinte de la mañana, un equipo del 112 subió a la habitación y se encontró a la hermana de Rita llorando y nerviosa junto al cuerpo. Les pidieron que abandonasen la estancia tanto a ella como a su sobrino. Le preguntaron si tenía problemas cardiorrespiratorios y la hermana aseguró que tenía problemas de hipertensión y que se tomaba pastillas contra el estrés. Más tarde, Margallo revelaría que se medicaba con antidepresivos. Habrá que esperar unos días para conocer los resultados del exámen toxicológico, según fuentes judiciales.

Los facultativos del Summa trataron de reanimarla sin suerte durante 30 minutos y la autopsia confirmó horas después la parada cardíaca como causa de la muerte. Eran las ocho de la mañana y allí se presentó la Policía Nacional. Un agente exclamó: “Es Rita Barberá, joder la que se va a liar”. La noticia llegó a oídos del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que se personó rápidamente en el hall del hotel. Tuvo que esperar un momento a que la hermana de Rita autorizase su entrada en la habitación. Ella y su hijo lloraban de impotencia. “La hermana nos pidió que no subiesen ni políticos, ni nada. Sólo familiares”, comenta un empleado del Villa Real. Mientras tanto y ajeno al revuelo, el diputado catalán de Podemos, Xavier Domenech, contemplaba todo el alboroto en la puerta del hotel desde una cafetería aledaña sin saber que allí había muerto un cargo electo por el que su partido se negaría a guardar un minuto de silencio esa mañana. Una persona a la que un compañero de su partido quería “quemar” en la hoguera para “dar calor a familias sin recursos”.

Minutos después de la llegada de Zoido, apareció en la habitación la ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien había sido siempre una firme defensora de Rita Barberá. Incluso había sugerido que a su compañera de partido no dejarían de atacarla hasta que le provocasen un infarto al corazón. Maldita premonición. Cospedal siempre había sido en el PP su principal apoyo junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que desde la sombra siempre le había respaldado. Minutos antes de su declaración ante el Supremo telefoneó a la ex alcaldesa de Valencia. “Ella no estaba enfadada ni con Rajoy ni con Cospedal, sino con los nuevos como Maroto que fueron injustos con ella, o con la presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, que no sería nada ahora de no ser por Barberá”, afirma un allegado.

El juez llegó a las nueve de la mañana y certificó la muerte. También estuvo en la habitación el inspector jefe de Homicidios de la Policía Nacional, pero esa posibilidad fue rápidamente descartada. El personal del hotel puso todo en marcha para que el cuerpo de Barberá fuese sacado por el párking, pero los agentes de Policía decidieron que saliese por una puerta que estaba atestada de reporteros gráficos. “No entendemos por qué no le sacaron por el aparcamiento como les propusimos. Habría evitado que le fotografiasen saliendo del hotel en camilla muerta y envuelta en una sábana blanca”, asegura un empleado.

El coche fúnebre salió del hotel cerca de las 11 de la madrugada y los agentes no precintaron la habitación. Es más, esa noche la 315 fue ocupada por otro cliente. La había reservado una noche antes de que muriese Barberá aprovechando que su hermana María José la había anulado consciente de que marcharían a Valencia un día antes. Lo que no imaginó es que su querida Rita lo hiciese en un vehículo funerario y sin pagar una factura de 383 euros. El precio de su última estancia en el Villa Real, hotel donde un año antes había fallecido un fan extranjero del Real Madrid en similares circunstancias.

CRÓNICA

Crónica de una desaparición

Así nació la noticia de la desaparición de Martina. ¿Su caso debería ser la excepción o la norma?

 

Una patrulla de la Guardia Urbana con la foto de Martina, distribuida por los Mossos.

Una patrulla de la Guardia Urbana con la foto de Martina, distribuida por los Mossos. Joan Sánchez

El primer mensaje es de mi jefa, que también vive enganchada al móvil:

— Enviado en un whats de madres: ha desaparecido una menor de 16 años. No sé si es verdad.

 

Al poco le dicen que se habría ido voluntariamente. Si es así, le explico, la encontrarán pronto. En la mayoría de las denuncias por desaparición (3.553 casos al año en Cataluña) la persona vuelve como mucho en cuatro días (75 %). Son las 21.42. Le propongo que dejemos pasar un tiempo prudencial para ver si regresa a casa, que sería lo lógico. Seguimos chateando un poco más y ambas nos quedamos conformes con el pacto: si Martina no aparece esa noche, lo miramos.

No han pasado ni 10 minutos, que mi móvil vuelve a sonar.

— Me acaban de pasar esto: Martina Alemany, de 16 años. Desaparecida hoy en Barcelona.

En este caso es un amigo que vive en Madrid. Casi a la vez, otra persona de mi círculo vital, que nada tiene que ver con las dos anteriores, también me escribe sobre la desaparición de Martina.

Empiezo a preocuparme y hago algunas gestiones. Demasiadas vías distintas con el mismo mensaje. Todos tenemos muy presente a Diana Quer, en Galicia. Confirmo que Martina ha desaparecido (en ocasiones son bulos) y parece que es voluntario. Escribo a mi jefa contándoselo. A las 22.05, nos reafirmamos en dejarlo para el día siguiente. Paralelamente, busco en Twitter y encuentro un mensaje del tío de la menor de las 21.36 que pide ayuda. Lo retuiteo.

En una redacción se trabaja, se pierde el tiempo, se discute, se ríe, se llora… Incluso se hacen otras cosas que dicen recordar los que ya tienen más de 50. Yo de eso no sé nada, pero está claro que todos nos conocemos, en algunos casos más de lo que nos gustaría. Intuyo que mi jefa no se va a quedar tranquila sabiendo que una cría está desaparecida y que su familia pide ayuda para encontrarla… A las 23.02 vuelve a la carga: no parece que la hayan encontrado, me dice. Debatimos y acordamos por tercera vez dejarlo para mañana.

Cinco minutos después, los Mossos publican este tuit: “Estamos haciendo gestiones de investigación para localizar a Martina Alemany Casas después de que sus padres han denunciado hoy la desaparición”. Lo miro de reojo. Y miro de reojo también el móvil. No falla, a las 23.47 suena de nuevo. Mi jefa también ha visto el tuit:

— Hemos pensado que hay que dar algo. ¿Estás de acuerdo?

Convenimos redactar una pieza breve, sin demasiados detalles, con la foto de la menor. La prioridad es ayudar a la búsqueda. A las 00.10 publicamos la información, con falta de ortografía incluida, que caza mi omnipresente jefa virtual y me lo comunica.

Así nace la noticia de la desaparición de Martina.

Al día siguiente (¡8.34!), con la menor aún desaparecida, mi Whatsapp vuelve a vibrar: “Prioridad total para cualquier novedad relevante”. Las radios ya abren con el caso. Y la televisión también se lanza al ruedo: la madre de la menor explica en TV3 que han encontrado una carta de su hija en el buzón, y da otros detalles personales. Recogemos el hallazgo de la carta y omitimos el resto. A la vez, Mossos convoca una rueda de prensa.

“¿Qué tiene este caso distinto del resto? Nada”, afirma el intendente portavoz de la policía catalana, Xavier Porcuna, que cuenta que se denuncia la desaparición de cuatro menores al día en Cataluña. El 99,9 % aparece. Pero todos sabemos que sí es diferente. La capacidad de la familia para moverlo en las redes sociales y llevarlo a los medios ha convertido la desaparición voluntaria de una adolescente de 16 años en el tema del día

En el ascensor, entrando a la redacción, una compañera me pregunta por la última hora del caso. También me llama un amigo de Tarragona. Hasta el becario estrella, enredado en mil temas, tiene un minuto para interesarse. Todos quieren saber qué pasa con Martina. La noticia es de las más vistas en la web.

A veces me gusta soñar que soy europea y que llego a casa a las siete de la tarde. Ese martes lo hago. Tecleo rápido la edición en papel. Casi he acabado. Rozo la libertad con la punta de los dedos, hasta que a las 19.36 veo un tuit de Mossos: “Localizada en San Sebastián Martina Alemany Casas en buen estado de salud. ¡¡¡Gracias Ertzaintza!!!”. Las redes y los medios han servido para que una mujer reconozca a Martina en un centro comercial y avise.

Ahora la familia, que acudió a las redes y los medios, pide que se borre la fotografía de la cría. Algo un tanto inútil: solo el tuit de su tío tuvo más de 6.000 retuits, y el post de su madre en Facebook se compartió más de 50.000 veces, sin contar los miles de chats de Whatsapp en los que se distribuyó el mensaje de su desaparición con la imagen. También hay lamentos por el “circo” mediático, la vulneración de derechos y el trato preferencial del caso respecto a otras desapariciones.

¿Debería ser Martina una excepción o la norma? ¿Debemos crear un protocolo para sistematizar cómo tratar las desapariciones? ¿Deben crearlo también los Mossos? Dice el periodista Martin Caparrós que hay que escribir contra el público. ¿Hay que hacerlo también contra una familia que pide auxilio?

 

¿Por qué sigue avanzando el cambio climático?

 

 

16-1swr

 

Mediados de Noviembre. Sol a raudales. Las gentes, sin abrigos. Tengo rosas en mi jardín, en Madrid.

Estos días se ratifica (o se ha ratificado) en muchos países (no en España) el Acuerdo de París contra el cambio climático, por el que la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el mismo ha recibido este año el premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional.

Estos días se celebra la Conferencia de las Partes (COP) en Marrakech en la que los asistentes se están congratulando de la maravilla que es el Acuerdo de París, que ha ratificado hasta el presidente de los EEUU, Sr. Obama.

El Sr. Obama ha ratificado este acuerdo mediante una Acción Ejecutiva, sin aprobación del Congreso de los EEUU. El nuevo Congreso republicano, con el Sr. Trump como presidente de los EEUU, ya ha anunciado que convertirá en papel mojado esa ratificación.

El aumento de la temperatura media global del planeta es claro, evidente y cada vez más rápido, y sus efectos los notamos cada vez más.

Y no se frena.

Es claro, hasta para el más acérrimo seguidor de Trump, que esto es así. Pero, como los locos que corren, como el Correcaminos y el Coyote hacia el precipicio, siguen hacia el desastre contentos de vivir en un ambiente cada vez más contaminado.

Las noticias esperanzadoras quedan muy lejanas.  Los coches eléctricos avanzan…. a paso de tortuga. El tren túnel de Musk se ”va a probar” en Nevada cuando tendría que estar montándose ya en los seis radios españoles, por ejemplo.

Las viviendas nuevas se hacen con la misma tecnología generadora de CO2 que hace 50 años. Las ciudades, Madrid como ejemplo, Alcalá de Henares, y otras y otras y otras … siguen siendo una generación continua y acelerada de esos gases.

Y esto en Europa, que había aprobado la estrategia 20/20/20 hace años y ha ”pasado” de ella olímpicamente. 

En los EEUU solo en California y en Nueva Inglaterra se toman medidas serias contra las emisiones de gases contaminantes. En Canadá, la patria de los bosques (muchos de ellos comidos por los escarabajos) se insiste una y otra vez en abrir camino para la salida al mar de las arenas asfálticas de Alberta: negocio sucio donde los haya.

En India se insiste en la producción acelerada e intensificada de carbón. China sigue poniendo en funcionamiento cada semana una nueva central de ese contaminante. Rusia quiere llenar el Ártico deshelado de torres de perforación de petróleo.

Rusia, India y China han ratificado o lo harán pronto el Acuerdo de París.

El Cambio Climático avanza, ¿pero por qué avanza el Cambio Climático?

España era pionera en las energías renovables, y aún hoy la energía eléctrica que consumimos es la mitad de origen renovable. Pero nuestras casas siguen fatalmente aisladas, las carreteras son trampas de atascos gigantescos, los transportes se basan esencialmente en el petróleo y el gas.

Hay campañas para estimular a los ”emprendedores”. La gran mayoría de estos lo que quiere es poner un bar, un restaurante.

España encontró un continente donde no conocían ni la cultura cristiana, ni la islámica, ni los indios ni los chinos: América. Pero en vez de trabajarlo duro, buscando un rendimiento a largo plazo, se buscaba con desesperación a ”El Dorado”, tesoros que se podían conseguir en un día, o plata que extraían los esclavos para los amos.

Hoy el Potosí de España ni siquiera se debe a nosotros mismos: está creciendo nuestro PIB y la gente, con un 20, o un 30% de paro real, no se muere en la calle porque hay guerra y terrorismo en la orilla sur del Mediterráneo. Por una desgracia de otros, nosotros hacemos dinero con un esfuerzo mínimo. Nuestro Potosí actual se llama turismo. Es plata para hoy y miseria para mañana.

El Cambio Climático avanza porque ningún gobierno (hoy ya ni siquiera el de la inglesa Sra. May) quiere realmente frenarlo. Se firman acuerdos con el mayor bombo y platillo, con la idea de no cumplirlos.

Frenar el Cambio Climático implica cambiar el modelo económico, de una generación concentrada de riqueza (de energía: la energía es la única riqueza real) a una generación distribuida de riqueza (de energía). Frenar el cambio climático implica que cada hogar tenga cubiertas sus necesidades energéticas y cargue sus coches eléctricos con la electricidad generada en su propio tejado, que aumente radicalmente la riqueza de cada persona del planeta, en vez de la riqueza del 0.1%.

Y esto no se quiere permitir. Esta idea es el pecado máximo para las elites financieras y económicas. Se harán guerras para impedirlo.

Si de verdad nos pusiéramos a frenar el Cambio Climático, no sólo trabajaríamos en nuestro propio bien, sino que generaríamos riqueza para hoy y para mañana.

Para frenar el Cambio Climático se necesita tanto trabajo sin cualificar como altamente cualificado: debemos llenar España de árboles y bosques. Necesitamos veinte mil millones de nuevos árboles: trabajo para criadores, viveros, trasplantadores, mantenedores, cuidadores, guardas, técnicos e ingenieros forestales. El argumento de dar trabajo solo a gente sin formación desaparece.

Como he explicado aquí ya alguna vez, un gramo más de vapor de agua por metro cúbico de aire supone la diferencia entre lluvia y sequía, entre riqueza y miseria. Y ese gramo lo proporcionan los árboles con su evapotranspiración.

Se necesita reformar unos diez millones de hogares, aislando sus paredes, sus techos y sus ventanas, cambiando sus calefacciones y sistemas de frío: trabajo para al menos un millón de personas, desde albañiles y pintores sin cualificar a ingenieros de construcción y arquitectos.

Se necesita substituir el transporte por carretera por los túneles automáticos de Musk, movidos por aire comprimido o por electricidad renovable. Se necesita eliminar de las ciudades la combustión en todas su formas: vehículos eléctricos  privados o comunales, y calentamiento y enfriamiento (muy reducidos por el acondicionamiento del párrafo anterior) también eléctricos con electricidad renovable.

Realizar esta cambio supone trabajo para peones sin cualificar, para graduados escolares, para técnicos e ingenieros. Al menos otro millón de personas directamente.

Y como sabe cualquier estudiante de primero de económicas, si hay tres millones de empleos nuevos vibrantes, se generan entre diez y veinte millones de empleos subsidiarios movidos por los salarios de los anteriores, y se puede empezar a resolver el problema de las jubilaciones y las pensiones.

La burbuja inmobiliaria era eso, burbuja: no producía nada.

Frenar el cambio climático es producir bienes tangibles: Energía, generada y ahorrada, lluvia, agua, transporte e intercambio, comercio de bienes, no de entelequias.

Y se puede hacer, porque ya lo estábamos haciendo, y sabemos, sobre todo los españoles, cómo hacerlo.

Sólo hace falta, no ya querer, que también, sino al menos, no impedir, no destruir, no poner trabas.

Un ejemplo muy concreto: en España no se pueden instalar, por ley, centrales termosolares de más de 30 Mw. En Estados Unidos empresas españolas han instalado y mantienen en funcionamiento centrales eléctricas termosolares de 300 Mw.  

Un cambio de un 0 en la legislación.

Es, sencillamente, querer.

La suciedad y los restos encontrados en tu móvil pueden revelar cómo es tu estilo de vida

En los dispositivos se quedan restos de nuestra vida diaria

En los dispositivos se quedan restos de nuestra vida diaria. ALBERTO DI LOLLI

Los dispositivos almacenan las moléculas y sustancias con las que entramos en contacto en nuestra vida diaria

El hallazgo podría suponer importantes avances para las investigaciones criminales

Restos de piel, aceite o cualquier suciedad adherida al teléfono móvil pueden revelar datos sobre su estilo de vida de su propietario y esa información podría servir de evidencia incluso en investigaciones criminales, según han revelado este lunes un estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences y elaborado por varios investigadores estadounidenses.

El estudio contó con la participación de 39 voluntarios que permitieron a los científicos recoger muestras de sus teléfonos inteligentes y de sus manos derechas en distintos lugares para así determinar su estilo de vida.

Los investigadores descubrieron que una gran cantidad de información química queda en estos dispositivos. Por ejemplo, cremas antiinflamatorias o antihongos, tratamientos para pérdida de cabello, antidepresivos y gotas para los ojos. También se encontraron moléculas de cítricos, cafeína, hierbas y especias. En algunos casos, se detectaron restos de químicos usados meses antes por sus usuarios, como protectores solares o repelentes de mosquito.

 

“Podemos imaginar una situación en la que el investigador de una escena de crimen encuentra un objeto personal, como un teléfono, bolígrafo o llave, sin huellas dactilares o ADN que estén en la base de datos (…) no tendrían nada para determinar a quien pertenece”, ha explicado el autor principal Pieter Dorrestein, profesor en la facultad de farmacéutica de la Universidad de California en San Diego.

“Analizando las moléculas que quedan en los teléfonos móviles, pudimos decir que probablemente se trataba de una mujer, que usa cosméticos de alta gama, se tiñe el pelo, toma café, prefiere la cerveza al vino, le gusta la comida picante, se trata contra la depresión, se pone protector solar y repelente de insectos por lo que probablemente pasa mucho tiempo en el exterior”, afirmó una de las autoras del estudio, Amina Bouslimani, de la Universidad de California en San Diego.

“Este es el tipo de información que podría servir a un investigador para facilitar la búsqueda del propietario de un objeto”, añadió.

El estudio fue considerado como una prueba de concepto, pero se necesitan más trabajos para que finalmente las moléculas halladas en los dispositivos sirvan para determinar quién es su dueño, como podría hacerlo una huella dactilar. Por ahora, la información química que queda en los teléfonos sólo puede brindar un perfil general del estilo de vida del usuario.

¡¡BIENVENIDOS A NÚESTRA NUEVA WEB TU-TENTACIÓN,TU PUNTO DE ENCUENTRO,ESTÁN TODOS INVITADOS, OS ESPERAMOS!!

http://tu-tentacion.com

Chat, Blog, Red Social, Radio.

 

 

 

¡¡ COMPARTAN CON NOSOTROS LOS MEJORES RATOS DE DIVERSIÓN ,HAGAN DE ESTE LUGAR SU PUNTO DE ENCUENTRO CON SUS AMISTADES Y DISFRUTEN JUNTOS CON LA MEJOR MÚSICA!!

 

EN RADIO TENTACIÓN

 

 

 

 

¡¡ CON LOS MEJORES DJ’S !!

 

 

¡¡ VISITEN NUESTRAS REDES SOLIALES!!

 

 

https://twitter.com/chatutentacion

 

https://www.facebook.com/Chat-Tu-Tentacion-1139277846119997/

 

https://www.facebook.com/Radio-Tentaci%C3%B3n-1266907416666581/

https://plus.google.com/u/0/100968874240374305774