Un juzgado obliga a Rojadirecta a dejar de emitir partidos de fútbol en directo o diferido

Estima la demanda de Mediapro ya que sostiene que se vulneraron “derechos de propiedad intelectual”

Bloquean las cuentas del administrador de Rojadirecta tras detectar 11 millones de euros

 

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de La Coruña ha estimado la demanda presentada por Mediapro contra la entidad Puerto 80 Projects, administradora de la web Rojadirecta.

En su fallo, la juez ha declarado que los demandados han violado derechos de propiedad intelectual y los ha condenado “a cesar inmediatamente en la facilitación de enlaces o links de Internet, de cualquier tipo, que den acceso al visionado en directo o en modo ligeramente diferido de partidos de fútbol producidos o emitidos por cualquiera de las demandantes ya sea en la actual o en futuras temporadas”.

Según el contenido de la sentencia, hecha pública por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), esta prohibición la hace extensiva tanto a la web Rojadirecta “como a cualquier otra página web que los demandados pudieran utilizar en iguales términos, o que redireccione a la misma”.

También le ha condenado a cesar, en general, “en cualquier otro uso ilícito de los contenidos cuya explotación exclusiva corresponda a los demandantes”, ha añadido sobre la demanda de GOL TV y Mediapro, propietario de la primera.

Obligados a indemnizar

La sentencia declara, además, que la conducta de los demandados ha causado daños a los demandantes y, en consecuencia, que están solidariamente obligados a indemnizar aunque se deja la determinación de esos daños para un proceso posterior.

La resolución no es firme y contra ella cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de A Coruña. En el juicio, la productora Mediapro ha rechazado que Rojadirecta actuase como “intermediaria” en la difusión de eventos deportivos a través de la web de la que era administradora Puerto80 Projects.

Frente a los argumentos de las defensas en representación de Puerto80Projects y su propietario, Igor Seoane, negando cualquier responsabilidad, el abogado de Mediapro sostuvo que se infringieron, entre otros, los derechos afines a la propiedad intelectual, tesis asumida por la juez en su fallo.

En él, obliga también a la administradora de Rojadirecta a publicar el fallo judicial en su web, así como en sendos periódicos de tirada nacional.

Hamilton hace todo lo que puede en Abu Dabi

El británico logra la pole por delante de Rosberg, con quien este domingo se juega el Mundial

 

Hamilton, tras lograr la pole en Abu Dabi.

Hamilton, tras lograr la pole en Abu Dabi. AHMED JADALLAH REUTERS

Lewis Hamilton aprieta lo que puede para evitar el alirón de Nico Rosberg, que en Abu Dabi lo tiene todo de cara para convertirse en el 33º campeón de la historia de la Fórmula 1. El británico no tiene ninguna intención de despejarle el camino a su compañero de equipo, con quien lleva días manteniendo un sutil toma y daca psicológico, con la única intención de que al líder del certamen le entre el tembleque.

La resolución de este Mundial entre sus dos únicos aspirantes contempla más de 500 posibles combinaciones

El plan no ha surtido efecto hasta el momento y al alemán se le ve más tranquilo que nunca, seguramente consciente del altísimo porcentaje de probabilidades (90%) que tiene de salir coronado esta tarde. Para lograr su objetivo solo deberá encontrar la forma de subirse al cajón, una tarea a priori sencilla para él, que lo ha conseguido en 15 de las 20 pruebas celebradas hasta la fecha y en las últimas ocho. Más aún si tenemos en cuenta que viaja en un Mercedes, posiblemente el monoplaza más dominante de la especialidad.

Rosberg y Hamilton se lo juegan todo a cara o cruz en un solo asalto, el último de una temporada trenzada a base de rachas, ahora golpeas tu y te llevas tres triunfos del tirón y ahora me toca a mí, que apunto cuatro de carrerilla. Han transcurrido 20 grandes premios y los dos llegan a la última parada del calendario separados por solo 12 puntos, empatados a victorias (nueve por cabeza) y con un podio más para el perseguidor, que tomará la salida (14.00, Movistar Fórmula 1) desde la pole por cuarta carrera consecutiva (lleva 12). En su cabeza solo habrá un objetivo, el de mantener esa primera posición hasta cruzar la meta algo menos de dos horas después. A su lado formará su vecino de taller, en una primera fila que escenifica de forma inmejorable el pulso que han mantenido durante nueve meses los dos corredores de la marca de la estrella.

Será llamativo ver cómo se maneja Rosberg en un escenario completamente nuevo para él. La de hoy será una jornada en la que hará historia en cualquier caso, bien sea para romper los esquemas de la mayoría, que le veían incapaz de doblegar a su colega ni en 1.500 años, o para quedar retratado para siempre, como el primer individuo que pierde el Mundial tras haber ganado las cuatro primeras citas. Dice el tópico que las estadísticas están para romperlas, y hoy se romperá al menos una: el que salga derrotado será el subcampeón más fructífero de siempre, circunstancia que avala la tremenda competitividad de ambos contendientes.

“Me siento bien, lleno de energía positiva. Yo ya sé qué se siente al perder un campeonato que tienes muy bien encarado, porque me pasó en 2007 [se lo llevó Kimi Raikkonen]. Lo tengo todo para ganar la carrera. Lo he dado todo y me siento orgulloso de ello”, convino Hamilton. “Voy a ir a por la victoria, pero no pienso en hipótesis. Me lo pongo fácil. Vamos a esperar a ver qué ocurre y luego podremos hablar de todo ello”, comentó Rosberg. “Será como un domingo cualquiera pero con mi esposa, cosa que me hace muy feliz”, añadió el de Wiesbaden.

A la refriega que puedan mantener los dos principales protagonistas habrá que ver si se suman los Red Bull, siempre listos para apuntarse a un bombardeo. Una vez más, la escudería energética se sacó de la chistera una variante estratégica distinta a la del resto, un golpe de cintura en la segunda ronda eliminatoria (Q2) que puede meter a sus chicos en la gresca más decisiva, sobre todo en las últimas vueltas. Daniel Ricciardo (tercero) y Max Verstappen (cuarto) tienen manos y músculo suficientes para inmiscuirse en el duelo más esperado del año y ejercer de jueces de un campeonato que les echa de menos, como ocurre con muchos otros. A Ferrari, por ejemplo, perdida como ha estado la Scuderia durante todo el curso, o a Fernando Alonso, que arrancará el noveno después de una última criba (Q3) muy bien planteada y mejor ejecutada.

Miércoles, 19 de octubre (20:45 horas, beIN Sports)
FC Barcelona – Manchester City. Liga de Campeones. Jornada 3 (Camp Nou)

 

 

 

A los aficionados del City les parece de fábula que los sorteos les emparejen con el Barça, aunque ahora, tras la devaluación de la libra por el resultado del Brexit, las cervezas les costarán más caras que en sus dos últimas visitas; a los futbolistas, es otro cantar: maldita la gracia que les hace cruzarse con Messi, por mucho que les ponga a prueba como profesionales. A su entrenador, Pep Guardiola, le amargó durante varios días el resultado del bombo, porque el grupo le pareció extremadamente difícil y la guinda, visitar el Camp Nou, le generó ansiedad por la grandeza de rival y la carga emocional que conlleva volver a casa. “El grupo es complicado y necesitamos puntos contra el mejor equipo del mundo, pero estar aquí me hace feliz. Aquí crecí, aquí jugué, aquí entrené y además, cuando vuelvo veo a gente que quiero. Y los lugares los hacen las personas”, resumió. Pep no olvida. “Este estadio es mi casa, aquí he crecido”, recordó.

 

 

Guardiola lideró la llegada a media tarde de los 50 expedicionarios del City, elegantemente vestido —Dsquared2, por supuesto—, al lujoso hotel de la Barceloneta donde vivirán hasta el jueves. A Guardiola se le vio sonreír, aunque hubiera preferido hospedarse en un hotel del Paseo de Gracia —un congreso de modelos lo impidió—. Vivir junto al mar, al lado del Club Natació Barcelona, donde su mano derecha, Manel Estiarte, se convirtió en mito en una pileta, pareció ponerle de buen humor. “Ayer estaba insoportable, hoy lleva todo el día haciendo bromas”, matizaron los que le vieron llegar a The Academy por la mañana y viajaron con él desde Manchester.

La posesión

Pep cogió un coche y, junto a Zabaleta, se acercó al Camp Nou, donde desgranó los pormenores de un partido que, dijo, debe poner a prueba a un equipo que está por hacer. “Nos coge muy pronto, aún nos estamos conociendo, pero intentaremos ser nosotros mismos. Me gustaría defender bien y atacar bien. Cambiar la forma de hacer por un partido no es posible, no van a creerme. Eso sí, nos adaptaremos”, admitió, al pensar en la que le espera. A diferencia de lo que pasó hace dos años, en mayo de 2015, cuando regresó al estadio por vez primera con el Bayern y aguantó 70 minutos (0-0) para acabar 3-0, esta vez se presenta con un proyecto no tan cuajado. “Entonces llegamos un poco justos. Pero al final, da igual: ellos siempre tienen su momento. Y son muy precisos”. Así que Guardiola sabe que vuelve para sufrir, porque cuando se tiene a Messi por enemigo y coge la pelota, solo queda temblar. “Me alegro de que juegue, me hace feliz de que haya superado la lesión. Siempre es una satisfacción verle jugar pero intentaremos que no tenga la pelota. Ni él ni Neymar, ni Suárez cerca del área, ni Iniesta…”.

Guardiola, que mostró su respeto por el conjunto de Luis Enrique —“lo está haciendo muy bien, su equipo hace cosas mucho mejor de lo que hacia el mío”—, genera un enorme respeto entre los que hoy serán sus rivales. “Es un estímulo enorme jugar contra Pep. No es un partido entre entrenadores; serán los jugadores quienes lo decidan por mucho que haya decisiones que nos conciernen, solo faltaría. Pero he tenido la suerte de compartir muchas cosas y para mí es un privilegio competir al máximo nivel por estos retos”, dijo su amigo Luis Enrique. “Pep tiene una implicación clara y una incidencia bestial en su equipo desde la pretemporada. Le faltaban jugadores y ya le vi mecanismos característicos con balón y sin balón, muy de Pep. Quieren el balón como nosotros y nos van a presionar. Es un poco la esencia que queremos nosotros. No veo un partido mejor para un aficionado al fútbol que este”, añadió el asturiano. Y concluyó: “El Barça de Pep fue espectacular”.

Y es que, a fin de cuentas, nadie puede escapar de su pasado. Puede que algunos no tengan memoria, pero Guardiola no olvida.

 

España, fábrica de laterales

El modelo del fútbol infantil con partidos de ocho contra ocho propicia una mayor producción de jugadores de banda tras la sequía en décadas pasadas

 

Dice Julen Lopetegui que esta semana España abordará los desafíos más complicados de su ruta de clasificación hacia el Mundial de 2018. El panorama que descubre ante sí el nuevo seleccionador en vísperas del viaje a Italia y Albania es abrupto. Se le impone redefinir un estilo y un carácter, y de paso conseguir resultados inmediatos. A Lopetegui le restan muchas cosas por concretar. Pero hay un material del que dispondrá en abundancia. En las últimas décadas el fútbol español no desarrolló tantos laterales de calidad como ahora. Dani Carvajal y Jordi Alba son solo la vanguardia de un ejército de especialistas cada vez más extendido. El producto de una metodología sistematizada que los técnicos de la federación señalan como la causa principal de la eclosión.

(más…)